Alpha Lighting System

836   •   Independiente, 2017

Fundado en la Ciudad de México. Tres amigos se conocieron en la secundaria y el gusto que Alam Hernández (voz, teclados, batería), Joshua San Martín (guitarra, coros) y Jaco Jácome (bajo, coros) tenían por King Crimson y Porcupine Tree, los llevó a formar un proyecto, comprar el equipo y ponerse a ensayar material propio. Su talento llamó la atención de Billy Sherwood, quien se asoció con los mexicanos para producir su primera placa, “Walking on an Earthlike Planet”; en los Circa: HQ Studios de Los Ángeles.

Crecieron juntos.  En “836”, su segunda entrega, los tres amigos proponen cinco piezas con formatos extensos y suficiente espacio para desarrollar toda su inspiración; tanto vocal, como instrumental.

“Spaceport” abre la odisea imaginativa: pinceladas de rock con remembranzas del guitarrista Trevor Rabin. Una fresca bienvenida que promete buena música por venir. Le sigue “Alpha Fornacis”, una canción que presenta un trío de buenas voces, haciendo correctamente el arreglo de coros característicos de Yes y otros ídolos del progresivo inglés; complementando las transparentes melodías vocales con responsorios en sintetizador, redobles virtuosos, acentos intermitentes y sorpresivos cortes.

Una obra mayor. “Bioelectrogenesis” rebasa los 15 minutos de duración y propone más rasgueos rítmicos en guitarra, pasajes extendidos con el bajo como protagonista, melodías de sintetizador que realizan secuencias detalladas y ambientes de tintes electrónicos aplicados con buen gusto.

“To Rate is to Create” echa mano de las guitarras acústicas con fondo de Mellotron, un recurso muy característico del género. En este corte, ALS se percibe sereno, contemplativo y pausado.

La producción (otra vez a cargo de Sherwood) cierra con “Psychosis”: sinfonía progresiva en cuatro movimientos que refleja la madurez de los ejecutantes; haciendo ensambles coordinados, pianos a la Keith Emerson, cambios con crescendos atinados y ejerciendo la narrativa necesaria para mantener el interés de la obra como un todo.

“836” de ALS: excelencia progresiva.

 

Juan Pablo Arredondo

Piv Midi Toxi     Ropeadope Sur, 2017

Para volar muy alto. El proyecto Piv Midi Toxi de Juan Pablo Arredondo es un ensamble de jazz contemporáneo integrado por tres jazzistas innovadores de la escena Latino Americana: Jerónimo Carmona al contrabajo, Hernán Hecht en batería y el propio Juan Pablo en la guitarra.

Esta conjunción de talento arranca su aventura musical con “Dam Dam”, una composición audaz y moderna que entrelaza las escalas de guitarra en la escuela de Robert Fripp (King Crimson) con deliciosos acompañamientos de contrabajo-batería propios del jazz-fusión de la Costa Este norteamericana. 

“Kick” golpea el oído en forma de un be-bop eléctrico, contundente y arriesgado, en el que el contrabajo de Jerónimo brilla con un solo bellamente narrativo; mientras que “Love love love” se presenta como un atinado contraste, con una forma abstracta, líquida y arrítmica.

El cuarto corte es “Medusas”, evocación de disonancias envuelta en las escobillas de Hernán; pieza entrañable, donde la guitarra de Juan Pablo divaga sin rumbo, emanando armonías inconexas y texturas a la deriva sobre las que el contrabajo de Carmona se vuelve un protagonista involuntario al compás de un 3/4.

Sorpresivamente. Aparece en el espectro “TP”, un alucinante tema lento, cadencioso e impresionista, en el que el trío se escucha bien ensamblado, metódico y coordinado; dándole un giro fresco a la densidad de los cortes anteriores. Una bocanada de aire fresco en medio de la densidad previamente descrita.

El álbum cierra con “Visiones”, una balada jazz en la que reaparecen las escobillas de Hecht, las guitarras limpias y las líneas de un contrabajo melódico, elegante y sofisticado. Un temazo.

Este repertorio fue grabado durante 2015 en el HH Studio y, físicamente, salió a la luz en México, Argentina y Estados Unidos; en tanto que su formato digital se encuentra en todo el mundo dentro de las plataformas del momento: iTunes, Google Play, Amazon y Bandcamp.

Muy recomendable.

 

Sattva Quartet

0101     Fonarte Latino, 2017

Sattva fue invitado en 2015 a ser Grupo Huésped del programa Prácticas de Vuelo, del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras de Morelia, Michoacán (CMMAS), cuya finalidad es relacionar nuevas tecnologías con la creatividad y generar obras por computadora, con Soporte Fijo y en Tiempo Real, mediante softwares de grabación.

En vista del éxito obtenido. Este proyecto de fusión, que lo mismo engloba la fuerza de una guitarra rockera a cargo de Jorge Retana, que jazz en los ritmos que plantea la batería del veterano Adrián Oropeza, continuó trabajando en 2016, para plasmar en el estudio La Casa del Árbol su segunda grabación.

El viaje sensorial de “0101” comienza con “Zeroth”, una composición de Josué Collado que enfrenta la música académica (en donde la ejecución debe coincidir rigurosamente con lo escrito en partitura) con el mundo de la improvisación, generando contrastes sonoros que se suceden uno tras otro; en forma de suite.

Un sólido ejemplo de la transición entre épocas y estilos se percibe en “Golem”, un tema de Gonzalo Torres: acid jazz en el que las armonías de Retana se entretejen con los caprichos del saxofón de Rodrigo Garibay y los platillos de Oropeza, teniendo como fondo sonidos ambientales; urbanos y sutiles.

Para “Quinteto por un Rato” (de Mario Cruz) la tendencia fue explorar los secuenciadores de la escuela alemana del tecno pop, sus timbres casi inhumanos y contrastarlos con el golpeo abierto en una tarola piccolo; más el contrabajo orgánico de David Sánchez. Notable.

Destacan por su candor, la “Yasi Suite” (de Israel Sánchez) una compleja sucesión de melodías intrincadas que rememora lo mejor del avant-garde inglés, con la estética del grupo Soft Machine y “Jaxxx” (de Sergio Olimán) un Broche de Oro en formato free, del que asombra la técnica de sus intérpretes. “0101” es una agradable noticia para los oídos educados; por su música inteligente y sin complacencias.

¡Todos abordo!

 

Silvana Estrada

Ft. Ciudad  de las Flores

Lo Sagrado     30Amp Circuit, 2017

Silvana Estrada Beverido es una talentosa compositora y cantante nacida en Xalapa, Veracruz. Con “Lo Sagrado”, su primer álbum, esta voz irrumpe en la escena nacional como una aventurera de las melodías cristalinas y los textos reflexivos. Dueña de un timbre inconfundible, su estilo refleja el gusto por las cantantes clásicas de jazz pero aderezado con una dosis de trova y cantautoras latinoamericanas.

La pieza que da título al CD abre la producción: una mezcla intensa de jazz con raíces de folclore, ritmos de chacarera, una alucinante sección de metales y las guitarras eléctricas del gran Charlie Hunter convierten a este primer tema en una sucesión de encuentros.

La voz de Silvana brilla por su dominio de las diferentes técnicas vocales, como en “Pena Lunar”: un blues eléctrico a medio tempo, en el que sus conocimientos de las raíces negras del canto la convierten en una intérprete solvente y emotiva. 

“El Agua y la Miel” es un corte protagonizado por los arpegios de la guitarra acústica y un canto basado en el falsete propio de la música popular. Detrás escuchamos ritmos sincopados de bajo y batería; testigos que dan fe del encuentro cultural.

Otra composición notable es “Porque Existo”, una optimista visión en forma de latin jazz, con buenos cortes de la sección de metales, ritmos de clave en las percusiones y guitarras eléctricas con slider que custodian una voz onírica y sutil.

Silvana cierra con “La Despedida”, una pieza alegre y vibrante, cuyas guitarras suenan con añoranza por la escuela folclórica sudamericana. La voz se engalana, acompañada por percusiones y cencerros, que le dan un toque a las costas del Caribe. Estrada no aprisiona su música en géneros cerrados: es una cantante global, que va del jazz a la trova o el son; con naturalidad y dulzura.

Redescubridora.

Related Posts