Del 13 de julio al 06 de agosto, el Jalisco Jazz Festival ofreció presentaciones musicales que fueron desde la intimidad semi acústica hasta conciertos masivos con big band

Sennheiser, el especialista en audio, a través de Fundación Tónica, Asociación Civil que produce el Jalisco Jazz Festival, proporcionó la microfonía para las presentaciones tanto al aire libre como en sala, entregando un sonido nítido, confiable y robusto.

Por décimo primer año consecutivo, el Jalisco Jazz Festival sonó en Guadalajara y este año tuvo la finalidad de acercar el género musical a todas las personas a través del término “¡Jazzéalo!”, con el cual se pretende hacerlo accesible y cotidiano. El festival abrió espacios a las propuestas locales cubriendo diferentes estilos de jazz con más de 70 agrupaciones participantes; también contó con la participación de importantes artistas internacionales, entre los que se encontraron el clarinetista alemán Niels Klein y su proyecto Tubes & Wires, la cantante argentina Karen Souza, el pianista Aaron Goldberg, el ganador del Grammy Brian Lynch y el ensamble Frost de la Universidad de Miami.

El concierto de inauguración se realizó el 13 de julio en el Hotel Hyatt Andares y estuvo a cargo de Karen Souza acompañada de la Big Band Tónica.

Entre los productos Sennheiser que acompañaron las deliciosas improvisaciones musicales de Jazz se estuvieron los micrófonos de las series 900 y series 600, perfectos para la versatilidad de las baterías, gracias a que entregan el legendario sonido Sennheiser y además son robustos y resistentes; el MD 421, dinámico supercardiode que ofrece el sonido de un micrófono de condensador, así como el legendario micrófono MD 441, que se destaca entre otras cosas, por su direccionalidad pronunciada y una reproducción clara del sonido.

El Jalisco Jazz Festival también incluyó actividades educativas, académicas, exhibiciones de arte y fotográficas, que iniciaron el 1 de julio y terminarán el 06 de agosto.

Con información de Sennheiser

Related Posts