Un estudio realizado en 2016 en los países bajos de Europa, indagó sobre los problemas visuales en músicos encontrando que el 62% ocupaba lentes o lentes de contacto para tocar, el 68% había tenido que visitar a un oftalmólogo por lo menos una vez en su vida, y el 16% estaba en tratamiento oftálmico al momento del estudio. Las molestias visuales más comunes en músicos incluían condiciones de luz inadecuada en su área de trabajo, problemas para leer las partituras por el tamaño tan pequeño de las notas, visión borrosa, vista cansada, así como picor e irritación en los ojos.

Existen tres factores importantes que pueden disminuir la agudeza visual en músicos y que su descuido puede traer consecuencias visuales de importancia, éstos factores son:

1. Intensidad de la música

Se ha demostrado que existe una disminución de la agudeza visual cuando la intensidad de la música se sitúa entre 70 y 107 dB. En cambio, y esto es importante, no se produce disminución cuando se trata de ruidos a niveles de decibeles similares. ¿El motivo? La explicación es que en la música se producen momentáneos picos más altos de decibles que favorecen la alteración del sistema vestibular del oído y del control oculovestibular (que actúa sobre los movimientos oculares). ¿Increíble?. Recordemos que la intensidad durante un concierto oscila entre los 105 y 110 dB y una discoteca entre 95 y 120 db, que un platillo puede llegar hasta los 120 db y que el único instrumento que no sobre pasa los límites permitidos, es el bajo con 70db.

2. Iluminación.

La mayoría de los síntomas comunes tienen que ver con este aspecto, como visión borrosa, dolor de cabeza, lagrimeo, vista cansada, y disminución de la agudeza visual (lo que trae como consecuencia tener que usar lentes). Hay tres factores a tomar en cuenta: la intensidad, la distribución y la calidad de la luz.  Seguramente ya has tenido una mala experiencia con alguna de éstas como por ejemplo, que tienes todo listo para tu concierto y antes de empezar, bajan la luz o como parte del show hay un juego de colores, que la partitura sea la copia de la copia sin estar bien contrastada, imposible de leer.

3. Maniobra de Valsalva al momento de tocar

Por otra parte, varios estudios reportan un riesgo importante para algunos instrumentistas de viento (sobre todo trompetistas) en quienes se ha detectado disminución del campo visual, aumento de la presión intraocular y cambios glaucomatosos, que sin un control adecuado pueden conducir a la pérdida de la visión.  Existen incluso reportes de algunos casos de ruptura del músculo orbicular del párpado. ¿Y por qué están en mayor riesgo? Porque requieren una fuerza de soplido alta y potente creando maniobras de Valsalva mantenida. Las maniobras de Valsalva son muy usadas en el buceo y el avión para igualar las presiones en los oídos, se trata de exhalar con fuerza mientras se mantienen los ojos cerrados y nariz y boca tapada. Esta maniobra ayuda a “destapar” los oídos, pero también aumenta la presión dentro del ojo (principal causa de glaucoma).

Pequeñas recomendaciones que pueden hacer grandes diferencias

  1. Utiliza protectores auditivos especiales para músicos. Los protectores convencionales no dan el ancho para músicos pues reducen demasiado los decibeles, por lo que a ningún músico le gusta escucharse como estando bajo el agua.  Existen protectores auditivos especiales que cuentan con un filtro y logrando reducir entre 12 y 20 db, por lo que únicamente se sacrifican un poco los agudos.  Los puedes usar la mayoría de las veces durante tu práctica y en contadas ocasiones prescindir de ellos.
  2. Prefiere la luz natural, y en caso de usar la artificial es mejor la blanca.  Evita las fluorescentes, rojas y amarillas.
  3. Invierte en un buen atril que tenga lámpara incluida, para cuando te bajen la luz, no te sorprenda y puedas contar con adecuada iluminación.
  4. Realiza ejercicios oculares.  Puedes comenzar con ojos cerrados (de manera suave) y hacer movimientos verticales, horizontales, en diagonal y en círculos, también pestañeo doble, abrir y cerrar los ojos, levantar y descender cejas, fruncir el seño.  Te recomiendo en mi canal de youtube que realices los ejercicios de cara –que involucra ojos- (https://www.youtube.com/watch?v=Nu35cmH5xng&feature=youtu.be).  También con la  Técnica Alexander y con el Método Feldenkrais puedes complementar tus rutinas para descansar la vista y evitar que se deteriore.
  5. Si vas a estudiar procura descansar tu vista de vez en cuando evitando que haya poca distancia entre tus ojos y la pared.  Si eliges tener un fondo a lo lejos (ampliando la distancia) será muy cómodo y fácil desenfocar tu vista de la partitura/instrumento para ver el horizonte.
  6. Si además de tocar, utilizas mucho la computadora o el celular, es ideal que mantengas tus ojos lubricados, ya que con estos dispositivos, solemos parpadear menos y esto reseca los ojos.  Las lágrimas artificiales en gotas pueden ser un gran apapacho para tus ojos.
  7. Cuando estés tocando realiza consciencia corporal de qué tanto estás apretando tus ojos, procura suavizar lo más que puedas ojos, frente y cejas.
  8. Acude una vez al año al oftalmólogo si eres instrumentista de viento y de inmediato si tienes síntomas como los antes descritos.

Related Posts