¿Cómo te sientes de vivir en un país donde se cometen siete feminicidios por día?”: fue una de las consignas del Primer Congreso Nacional de Mujeres Saxofonistas que se llevó a cabo a principios de diciembre en Cholula, Puebla. La organizadora, Ximena Constantino, explicó que a raíz del sismo del pasado 19 de septiembre el turismo en la región bajó por lo que decidió hacerlo ahí para colaborar en la reactivación del mismo. Los reconocimientos que entregó fueron hechos por artesanas mexicanas a manera de apoyar la economía nacional.

Justo a unos pasos de la catedral anaranjada que el terremoto destruyó, saxomaníacas como Alma Rodríguez (México), Sofía Zumbado (Costa Rica) y Lorena Ríos (Colombia) soplaron con un objetivo: exigir que se active la alerta de género en Puebla debido a que en 2017 el estado registró un número histórico de feminicidios, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hasta el pasado septiembre iban 83. La cifra puede aumentar.

“Hago esto como un llamado a las mujeres, porque entre ellas sí hay saxofonistas. No es un encuentro cerrado porque así como hay hombres con prejuicios, hay compañeros que toda la vida me han ayudado” Ximena Constantino, en una entrevista para Xavier Quirarte. Milenio.

Constantino con sólo 23 años de edad logró que a lo largo de tres días el Foro San Pedro se llenara de ponencias, clases magistrales y conciertos. Incluso trajo desde Miami al venezolano y nominado cinco veces al Grammy, Ed Calle.

“Me habló hace unos meses y pasó lo del terremoto. Tuvimos que cancelar pero yo ya tenía en mi calendario el Congreso desde junio”, explicó el saxofonista.

Para la gestora el coordinar el calendario con Calle fue lo más complicado “porque él ya tenía muchos compromisos”. En el evento que se canceló estaba programado el español Albert Julia: “aunque la primera vez ya se tenía todo, en la segunda todo mundo tuvo disposición para sacarlo adelante y eso ayudó mucho. En lugar de un no puedo, me dijeron: déjame acomodar la agenda”.

Tal y como lo dijo Ed, el encuentro se había cancelado por el sismo y lo que hizo Constantino fue donar a los damnificados toda la especie (jabón y shampoo) que aportaron los patrocinadores. Estaba programado para el 28, 29 y 30 de septiembre.

Soplar por ellas

¿Por qué tanta insistencia en realizar el encuentro? ¿Por qué un Congreso de Mujeres Saxofonistas? Ximena no olvidará cuando uno de sus profesores trató de frustrarle el sueño de ser músico porque estaba embarazada. Él argumentaba que como sería madre solo perdería el tiempo enseñándole. Quien da una lección a todos los artistas con esa mentalidad es la también comunicóloga.

Aerofonistas como Filomeno Ortiz (profesor de saxofón del Conservatorio Nacional de Música) y Erick López Casas (quien estudia en Madrid) se unieron a la causa: ofrecieron un concierto en el que sonaron repertorio de Astor Piazzola. En el caso del segundo músico mencionado estrenó obras del oaxaqueño Arodi Martínez.

El evento fue una combinación de artes plásticas y música con la exposición ‘Alerta de género’, la cual retrató con recortes de periódicos en una cama la sangrienta situación que viven las poblanas. La etnomusicología también tuvo espacio con la participación de Jessica Gottfried y la charla sobre el bajo de espiga y el papel de los saxofonistas en las danzas mexicanas.

Otra de las estrategias para reactivar el turismo en Cholula fue invitar al profesor de la Facultad de Música de la UNAM (FAM), José Luis  Romero Alarcón, quien dirigió la Orquesta de saxofones BUAP, en la explanada con un concierto al aire libre en el que interpretaron piezas como el Danzón N° 2 (Arturo Márquez).

El colectivo de mujeres Pan y Rosas ayudó a las mujeres instrumentistas a comprender paso a paso el feminicidio y las hicieron reflexionar sobre el tema. Otra de las participaciones que destacaron fue la presentación del libro El cuerno del diablo, con el director de la revista Mexicanísimo, Luis Jorge Arnau.

Sumado a la ola de periodistas acudió Germán Palomares, conductor y gerente de Horizonte Jazz (105.7 FM). “Armando Cedillo, esposo de Ximena, me dijo que vendría Ed y apenitas y llegué a presentarlo. No me gusta la división de los sexos: los seres humanos tienen sus capacidades definidas, si realmente queremos ser iguales esa división me parece extraña; mientras no se logre ser iguales el evento me parece una gran iniciativa. Los músicos profesionales mujeres tienen que ser alentadas. Trayendo gente como Calle como ha sido maestro toda su vida han tenido una gran enseñanza del alientista porque es el músico que más grabaciones ha hecho. También es doctor en matemáticas”.

El papel de las saxomaníacas

Samuel García, sopranista de Saxtlán, cuarteto que se presentó el primer día de conciertos recordó que gracias a una mujer el saxofón tomó auge en el año 1900, luego de estar prohibido por la iglesia ya que era considerado “el cuerno del diablo” e “incitaba las bajas pasiones”.

“Ellise Hall fue de las saxofonistas promesas en Estados Unidos, aunque nació en París, porque aprendió a tocar a los 47 años de edad luego de que estuviera enferma y le recomendaran tocar un aerófono. Fue la fundadora del Boston Orchestral Club y Debussy le compuso la Rapsodie pour Saxophone”.

¿Y… qué significa ser mujer saxofonista en Latinoamérica?

“Yo tenía como 11 años y mi papá me compró un piano blanco. Le dije que yo deseaba tocar saxofón y me acuerdo de su cara tipo obras de Picasso porque cómo, ¡ese instrumento lo tocan los hombres! Estamos hablando de 1993. Ya en la universidad me prestaron uno viejo hasta que me compraron el mío también porque el maestro Javier Valerio presionó a mi padre”, se sinceró la costarricense Sofía Zumbado. Dijo que en su país el estereotipo de que es un instrumento masculino ya no existe y eso la ayudó a decidirse realizar una maestría en México.

La colombiana Lorena Ríos contó la anécdota que le ha marcado hasta ahora y que la hace soplar con más fuerza día con día. “En una ocasión fui a probar un saxofón nota por nota cromáticamente y llegaron dos músicos. Sólo me miraban y me miraban. Cuando llegué al re me decían que siguiera subiendo hasta que llegué a los sobreagudos y mejor se salieron. Muy arrogantes pensaron que no iba a llegar y así ha sido por años”.

“Hace 10 o 15 años atrás eran más hombres que chicas. Lo que es verdad es que tienes que esforzarte el doble para que seas visible- esforzarte muchísimo, interrumpió Sofía Zumbado-, ya se comienzan a ver más mujeres y hay profesoras en las universidades”.

Para Ed Calle la mujer es creación. En su masterclass mencionó que nunca ha pensado que el saxofón sea un instrumento masculino por la educación que le dieron sus padres.

“Mi madre murió muy joven pero tengo hermanas e hija. Creo que es un momento para todas las mujeres porque los esquemas machistas han reducido bastante y ¡ya era hora!”.

Saxomaníacas en México

Actualmente en México solo hay tres mujeres licenciadas en saxofón por la FAM: Alma Rodríguez, Abigail Piña y Elizabeth Cerón.

“No es algo que yo haya buscado, es algo que se dio. Antes de mí había más mujeres estudiantes de saxofón, la diferencia es que yo finalicé la carrera. Las compañeras que recuerdo tuvieron familia mientras estudiaban, la formación es larga y demandante (tres años del curso propedéutico más cuatro de licenciatura). No me extraña que hayan preferido dedicarse a su hogar”, declaró la primera en lograr el título, Alma Rodríguez, en una entrevista para una agencia internacional.

En el congreso, el tamaulipeco Erick López opinó que “como el instrumento es relativamente nuevo (1840) en México la mayoría de los saxofonistas son hombres. Las mujeres son parte de la evolución del instrumento”. Añadió que a él lo invitaron con un mes de anticipación porque la gestora sabía que estaba en tierras aztecas.

El primero de muchos

“Creo que fue el primer congreso de muchos y en 2018 el encuentro estará lleno de muchísimas mujeres saxofonistas”, consideró López. Zumbado rescató que a su corta edad la gestora tenga tanta iniciativa. A manera de reflexión refutó “que quien se esfuerza por hacer las cosas bien destacará en la escena y no importará si es hombre o mujer”.

Personas ajenas al arte de las musas o al cuerno del diablo quedaron impactadas con el mensaje: incluso firmaron la petición para que se active la alerta de género. Grabaron con sus teléfonos celulares la participación de todas las saxofonistas y la pianista Elena Ananyeva. El Congreso terminó con el concierto de Lorena y Sofía a ritmo de Eugène Joseph Bozza, Astor Piazzolla y música colombiana contemporánea.

Secuaces

  • Selmer
  • Sofía Zumbado Music Shop
  • Dove
  • Rexona
  • POND´S
  • Casa Nueve
  • Jazzatlán
  • Cierva Dorada
  • La Norberta
  • Ciudad de Bien
  • Veerkamp
  • Círculo de Investigación Artística
  • Instituto Municipal de la Mujer
  • Simsa
  • Tour Quetzal
  • International Brass Festival Rafael Méndez
  • Gobierno Municipal de Cholula
  • Mangostán
  • Revista NOYI

Related Posts