El pasado 27 de julio dio inicio la primera gira de presentaciones de Javier Camarena por Sudamérica. Comenzó con una gala operística en el emblemático Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina, donde acompañado de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, bajo la dirección del Mtro. Arturo Diemecke, Camarena cautivó la atención del público y la crítica especializada.

Sandra de la Fuente del diario Clarín, publicó: “el tenor mexicano tiene un instrumento parejo, potente, con un sonido algo pastoso y agudos inagotables. Sencillamente, la de Camarena es una voz perfecta que, sin falsa modestia, exhibió a lo largo su recital junto con la Filarmónica de Buenos Aires, en el Colón…Todo en Camarena es impecable…Por su parte Pablo Kohan de La Nación bajo el título, “El día que el Colón adoró a Camarena”, comentó en su columna: “cosecharon (las peculiaridades de su voz) ovaciones tan sonoras e interminables como pocas veces se recuerden…Camarena no es un mero virtuoso del canto capaz de afrontar y salir victorioso en su combate frente a las coloraturas más endemoniadas, sino un músico excepcional, de altísima expresividad y cuyas interpretaciones son fantásticas, conmovedoras…No es fácil recordar si alguna vez, en el Colón, se escuchó una ovación tan tumultuosa y desbocada, casi rockera… No es posible establecer con precisión matemática la proporción que hubo entre música y aplausos, pero el recital de Camarena puede haber establecido un récord en ese sentido. A cada aria le continuó una ovación ruidosa, desordenada, vociferante y todas extensísimas… Camarena se fue del Colón dejando al público en un estado muy cercano a la felicidad.”

Posteriormente, acompañado de Ángel Rodriguez al piano, ofreció un recital en CorpArtes de Santiago de Chile, en el que abordó canciones de Beethoven y Liszt, seguido por arias operísticas, zarzuela y canción popular. Tras 5 encores, el público nuevamente se desbordó en aplausos, lo mismo que la crítica con sus comentarios. Mario Córdova en su Crítica Musical, bajo el título “Camarena provocó delirio total” señaló: “Siendo piezas capaces de desangrar a algún cantante, Camarena las enfrentó no solo victorioso, sino alzándose como un consumado de la interpretación….Fue un recital para nunca olvidar, acaso el mejor del último tiempo.” A su vez, Joel Poblete de BiobioChile, comentó: “…un inspirado Camarena consiguió conmover con su versión de estas obras donde el romanticismo y la sutileza se expresa a flor de piel…el intérprete no sólo abordó resueltamente las notas agudas, sino además supo expresar la dulzura y el fervor amoroso…Y como era inevitable, una vez más el público cayó rendido ante Camarena.”

Por último, en el Mozarteum de Sao Paolo, Brasil, donde Camarena unió su voz a la de la soprano Pretty Yende, en un recital que nuevamente contó con la participación de Rodríguez al piano, los artistas abordaron un repertorio de arias y dúos de Donizetti, Rossini, Bellini y Verdi, cerrando así con broche de oro la gira. Sobre su debut en Brasil, Irineu Franco publicó: “Camarena posee una técnica irreprochable, sorteando las coloraturas altamente ornamentadas con extrema desenvoltura… Los agudos parecen inverosímiles, de tan fáciles: dan ganas de creer que el tenor posee algo como un botón interno, que lo hace alcanzar (y sostener) los sobreagudos cuanto le viene en gana… no son ni esas pirotecnias, ni el timbre de voz lo que más conquista en Camarena. Lo que hace de él un artista de primera magnitud es la expresividad, la búsqueda de colores, los recursos en el fraseo. Por su parte, Leonardo Marques resaltó: “El artista encaró el paso con voz generosa, exhibiendo gran destreza, un bellísimo timbre, proyección envidiable y agudos de otro mundo (de tan perfectos).”

En sus redes sociales, el tenor se refirió a esta gira como una de las experiencias más maravillosas de su vida, agradeciendo al público, a los teatros y organizadores, por la cálida recepción de la que fue objeto en cada uno de ellos.

Tras un breve receso vacacional, Camarena dará inicio en el mes de septiembre a los ensayos de Los pescadores de perlas de George Bizet, donde compartirá el escenario con el barítono poblano Alfredo Daza y la soprano Nino Machaidze bajo la dirección del Mtro. Plácido Domingo. Las funciones en la Ópera de Los Ángeles serán los días 7, 15, 19, 22, 25 y 28 de octubre del presente año.

Related Posts