Este Miércoles 21 de Junio a las 20 horas, la Orquesta Sinfónica de Stanford  dirigida por la Maestra Anna Wittstruck se presentó en el Palacio Nacional de Bellas Artes en la Ciudad de México.

La OSS está formada aproximadamente por 100 músicos de alto nivel de la Universidad de Stanford, son estudiantes elegidos rigurosamente y que están completando estudios de bachillerato y post-grado en diferentes disciplinas académicas. La Orquesta Sinfónica de Stanford fue fundada el 16 de diciembre de 1891 y es la organización musical estudiantil más grande de la Universidad. Ha colaborado con artistas de renombre internacional como Jon Nakamatsu y miembros de St. Lawrence String Quartet.

Esta ocasión está integrada por 75 miembros que a partir del 21 de Mayo de este año iniciaron una gira en EEUU que continuará por México y terminará en Cuba, como muestra de que la música es un puente que une naciones a través de la diplomacia cultural.

La Maestra Anna Wittstruck ha estado al frente de diversas orquestas en los Estados Unidos, Europa y Asia, como la Orquesta Sinfónica de Harbin en China, la Orquesta Sinfónica de San Francisco y de Syracuse, en Nueva York. En 2013 dirigió el primer concierto de música sinfónica en la Isla Catalina, donde presentó la composición musical de Aaron Copland, “Appalachian Spring” Es Profesor Asistente del Departamento de Música de Stanford, donde completó recientemente su Doctorado en Musicología. Actualmente se desempeña como Director Interino de la Orquesta Sinfónica de Stanford y Stanford Philharmonia.

Con motivo de la visita de la OSS a nuestro país, la Maestra Anna Wittstruck  dio una entrevista a Music Life en la que compartió que están muy emocionados por tener esta oportunidad de viajar, conocer gente en México y Cuba para reunirse a hacer música.

Hizo énfasis en la importancia que tiene para ellos ser embajadores de la música, promover y fortalecer lazos de colaboración e intercambio entre Cuba, México y Estados Unidos, además dijo estar de acuerdo con otros músicos y orquestas que ayudan a fortalecer los lazos de cooperación entre diferentes países del mundo a través de la música, como la Orquesta sinfónica de Dresde, Alemania;  y su director Markus Rindt que recientemente realizaron el concierto “Tear down this Wall” en la frontera de México con Estados Unidos.

La dirigente de la OSS declara que “a medida que las relaciones entre México, Cuba y Estados Unidos continúan avanzando, reconocemos y celebramos este momento histórico que nos ofrece una oportunidad única para unir a todas las personas de nuestros países”.

El concierto que presentará próximamente la OSS en el Palacio Nacional de Bellas Artes lleva por nombre “La Música que baila” incluye obras maestras de compositores de este país, Cuba, Rusia y Alemania; como el Danzón No. 2 de Arturo Márquez, “Guaguancó” de Guido López Gavilán, “El pájaro de fuego” de Igor Stravinsky y la “Sinfonía No.7” de Ludwig van Beethoven. Reveló que el mensaje que quiere dar a los públicos mexicano, cubano y estadounidense con este programa es  “la idea es celebrar la música y la cultura mexicana y cubana, además de la tradición de la Danza en la música. No quería incluir música de un solo país; quería que fuera un programa que tuviera la función de un intercambio cultural entre músicas tradicionales de Norte América, Latino América, Europa y Rusia”

La Orquesta Sinfónica de Stanford estrenará en Latino América dos obras, “Xenophobe: In Memory of Democracy” del compositor Mark Applebaum y la Symphony No. 4: Dance Suite “Tango” de Giancarlo Aquilanti; las razones por las que eligió incluirla en este concierto son que  “Giancarlo Aquilanti estuvo hace algunos años de sabático en la Universidad de Guanajuato, donde escribió y estrenó una ópera. Posteriormente regresó a Stanford y compuso la Sinfonía No.4 para esta gira, la Suite “Tango” que es el último movimiento, tiene música de esa ópera y representa su experiencia en México y es por eso que quisimos traerla con nosotros.”

Comentó al respecto de la obra “Xenophobe: In Memory of Democracy” de Mark Applebaum que “la elegimos porque representa nuestra tristeza y frustración derivada de todo lo que ha  estado pasando en los EEUU desde las elecciones, es un gesto o una manera de replicarlo en nuestros estudiantes para que puedan vivir y ser ciudadanos en un mundo globalizado que puedan viajar y entender a otros a través de la compasión y derribar esos muros”

En esta gira en México y Cuba, la OSS colaborará y compartirá el escenario con otros músicos  de estos países, primero con la Universidad de Guanajuato en México dando conciertos, en el Templo Oratorio de San Felipe Neri en Guanajuato y en el Senado de la República en la Ciudad de México, además del concierto en el Palacio de Bellas Artes. También en Cuba colaborará con la Orquesta de Cámara de la Habana en Teatro Nacional de la Habana y con la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba.

“Es importante que los estudiantes no sólo ejecuten música sino tengan la oportunidad de integrar lo que interpretan en el escenario con la Danza” agrega la Maestra Wittstruck.

El mes pasado la Maestra Wittstruck dirigió el mismo programa para abrir esta gira y despedirse de la Orquesta Sinfónica de Stanford y la Filarmónica de Stanford, tras trabajar 8 años con ellas para comenzar una nueva experiencia en la School Music at the University of Puget Sound en Washington; expresó que “fue muy emotivo compartir esta música que hemos preparado y ejecutado juntos a través de los años y ahora que tenemos esta gira este año es una experiencia muy diferente para la orquesta y para mí porque la llevamos con mucha emoción a la gente de México, otros países y otras culturas”

La maestra Wittstruck concluyó “esperamos que vengan a escucharnos. Es un gran honor para nosotros tocar en este hermoso teatro y compartir música con todos ustedes”

La gira de conciertos de Stanford a Mexico y Cuba ha sido organizada por Classical Movements, una compañía con más de 25 años de experiencia en realizar giras de conciertos en más de 145 países.

Related Posts