En enero de 2015, Spotify anunció que tenía 15 millones de suscriptores. Cinco meses después, en junio de 2015, había alcanzado los 20 millones de subscriptores, en marzo de 2016 tenía 30 millones de suscriptores de pago. Otros seis meses más tarde, en septiembre del año pasado, Spotify anunció que había superado los 40 millones de suscriptores y ayer se confirmó el hito de los 50 millones.

Este crecimiento de Spotify llega a principios de año por lo que todo apunta a que la compañía puede cerrar un 2017 con cifras históricas además de poder seguir extendiendo su ventaja sobre sus rivales Apple Music, Deezer, Tidal, SoundCloud, etc.

Además este hito sucede en un momento clave para la compañía. Las negociaciones con los grandes sellos discográficos se encuentran estancadas y esto es una gran presión ya que hay muchos inversionistas preocupados ya que esto influye en toda la estrategia para salir a bolsa.

Por otro lado, como vimos con el informe de Mark Mulligan, los ingresos del streaming llegaron a 5.400$ millones en 2016, creciendo un 57% respecto 2015. Los suscriptores a los servicios de streaming crecieron 38 millones respecto 2015, y Spotify es un jugador muy importante representando el 43% de los 106.3 millones de suscriptores en todo el mundo.

El streaming está siendo el nuevo motor de la industria discográfica que ha visto como en 2016, su crecida a nivel de facturación, ha sido la más importante de los últimos 15 años. 

Related Posts