Unos días antes de la sound:check Xpo en su edición XV, tuvimos el gusto de conversar con uno de sus grandes protagonistas: el ídolo baterista Kenny Aronoff, quien nos habló acerca de su infancia detrás de una tarola, la carrera que desarrolló en la escuela clásica, sus éxitos en el rock y sobre los temas que abarcará su participación en las masterclass.

Su vida ya no fue la misma. Kenny comenzó por relatarnos aquél momento mágico, cuando solo tenía 11 años y vio a los Beatles en el Show de Ed Sullivan. “Millones de personas en América vieron ese programa. Eso cambió mi vida”, sonríe; “porque cuando yo empezaba tocar, no había nada en la TV (esto fue el 9 de febrero de 1964) estábamos mirando el show, estaba verdaderamente emocionado y voltee a decirle a mamá: quiero tocar con los Beatles y ella me contestó que, si de verás deseaba eso, ella les llamaría”, recuerda; “pero por supuesto que eso nunca ocurrió. Una razón muy importante por la cual no pude entrar a la banda (después de verlos en TV) es que yo apenas tenía 11”.

Dos años después. “Cuando éramos muy jóvenes, mi hermano gemelo y yo empezamos nuestro propio grupo rock´n´roll: él tocaba la flauta y el piano eléctrico. Al principio, yo no tenía una batería, ni podía costearme una, ni mis padres tampoco y todo lo que pude comprar fue una tarola (con un platillo) y los que ejecutaba de pie”, nos muestra Aronoff; “así que nada más tenía: tarola, platillo y solía pararme al tocar; pero cuando llegó la Navidad, conseguí un bombo y para mi cumpleaños, compré un tom de piso. No fue sino hasta que obtuve un empleo, que pude hacer suficiente dinero como para comprarme partes de batería”, lamenta; “pero después, mi hermano lo dejó y se fue; para graduarse de doctor”…

Continua leyendo el artículo completo aquí

Related Posts