El mayor de los hermanos Barrera es percusionista sinfónico, director musical, músico de sesión, entusiasta de las tornamesas, metalero de hueso colorado y vivaz productor. Desde hace algunos años tomó por residencia Los Ángeles en la Unión Americana y desde allá, desde cero, ha experimentado el cambio de hacerse de un nombre para ganar los créditos que le han permitido continuar su tarea como músico de sesión y director musical, además de plantearse el reto de materializar su propia visión, poniendo en un disco música de su propia composición.

Así es como llega Far From Home, editado bajo su propio sello discográfico (Behind the Tree Music), un trabajo en el que también se adentra a tomar las riendas de lo que corresponde al music business. El álbum tendrá en este mes su estreno en vivo en suelo mexicano, en el Lunario del Auditorio Nacional.

El concepto creativo detrás del disco

“Todo el proceso fue como de un año y 8 meses desde que empecé a componer. Son compases compuestos y eso, pero para el oído resultan agradables y eso es justamente lo que quería, plasmar más emociones que intelecto porque de repente como músicos se nos sale y aventamos el veneno, lo intelectual; entonces la creatividad está, cada tema tiene un feeling, su historia y en función de ello, musicalmente, también se escogió a la gente para cada track”.

“Como compositor y baterista es el disco del que más satisfecho estoy. Al momento de irme de México tuve una nostalgia muy positiva, de mucha inspiración, me decidí e incorporé a muchos amigos para grabarlo. Son diez composiciones propias, diría de jazz contemporáneo fusión donde hay colaboración de gente como Najee, que es una personalidad muy importante en el jazz en Estados Unidos y junto con él está Andrew Gouché (Prince) con ellos hice el sencillo, que fue el único tema que trabajamos juntos en el estudio, “Just in Time”, un track muy groovy, agradable para el oído”.

Continua leyendo el artículo completo aquí

Related Posts