Nació como un centro de apoyo educativo público que pudiera proveer a otras instituciones de lo que la música y la tecnología podía ofrecer para el desarrollo artístico contemporáneo hace ya diez años.

El del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS), es un modelo de gestión cultural único que ha sabido conciliar con las estructuras gubernamentales en turno su permanencia, apegado a los resultados que se condensan en observar el impacto de su existencia en cinco rubros:

1) Un centro que provee de programas de estudio con validez oficial en diversos formatos (cursos, talleres, residencias, diplomados; hoy ya hay a nivel licenciatura, maestría y posgrado con validez por instituciones como la U.N.A.M, el C.N.A.R.T, el Conservatorio de las Rosas y la Universidad Michoacana); 2) programación actualizada de artistas en música contemporánea para festivales; 3) un espacio para los artistas donde pudieran trabajar con la tecnología de forma directa y práctica; 4) creación de materiales pedagógicos propios con los cuales atender la parte teórica necesaria para apoyar la sistematización de la música contemporánea; y 5) atender la formación de públicos tanto de manera local como regional.

Continua leyendo el artículo completo aquí:

http://musitech.com.mx/musiclife131mayo/index.html?r=62

Related Posts